KHADAI CHHOLE, o los garbanzos y yo





Es curioso, pero a mi padre no le gustan los garbanzos. Supongo que es una herencia de la posguerra, cuando eran plato obligado día si y día también.

A mi me encantan. Los garbanzos. Quiero decir que me encantan solos, que no tienen que venir acompañados para que se me haga la boca agua. Son un recuerdo de infancia que se prolonga hasta el presente. El cocido de mi madre es uno de los momentos mas esperados y deliciosos que recuerdo. “¿Pongo cocido mañana?”, que frase mas hermosa…

En Asia los preparan muy bien. Diferentes pero con maestría. Es cierto que allí los garbanzos no tienen la textura tierna de un pedrosillano, y que a veces parecen mas próximos a una piedra, pero… what to do Katmandú…

En Colombo, en el Galle Green Face, la gente compra cucuruchos de garbanzos aliñados con chile verde, cebolla, coco y lima. Y siempre recuerdo los channa masala que tomo en la subida a Changu Narayan, en el valle de Katmandú. Me siento con un té y como en silencio garbanzos negros con cebolla y especias. Mi amiga Manju me mira y sonríe.

Pero si algo me fascina son los curries de garbanzos espesos y picantes, que se comen por todas partes, de Trivandrum a Patan… Ummmh.

La receta que hoy os propongo se llama Khadai Chhole. Un khadai es la versión india de un wok. Este plato es sencillo y contiene los ingredientes básicos de muchos platos indios.

Lo preparé esta mañana de miércoles primaveral, acompañados por unos chappattis recién tostados en mi vieja tava. No se si serán los garbanzos, la sinusitis, o la “lima” con que los acompañé, pero hoy me siento un punto nostálgico… Kie garné!


Ingredientes (he preparado muy pocos garbanzos, que no me gusta que sobre mucha comida. Casi un aperitivo. Si queréis más, ya sabéis, aumentad cantidades en proporción);

120 gr. de Garbanzos
1/2 cucharadita de comino en grano
1/2 cebolla en juliana muy fina
1 Chile verde picado
1 Ajo majado
1 cucharadita de jengibre majado
1/2 cucharadita de cúrcuma
2 cucharaditas de channa Masala*
1 Tomate maduro pelado y triturado
Aceite
Sal
Pimienta negra
1/4 de cucharadita de Garam masala
Cilantro fresco picado
Lima


Preparación;

La noche anterior poner los garbanzos en remojo. Al día siguiente cocerlos como sea vuestra costumbre. Yo los prepare unos 18 minutos en la olla express. Por cierto, no tiréis el agua de la cocción.

En una ollita calentar un par de cucharadas de aceite. Cuando este caliente añadir los cominos y dejar unos segundos. Incorporar la cebolla y dejar que se dore.

Después incorporamos el chile, el ajo y el jengibre y salteamos un par de minutos cuidando que no se queme.

Ponemos la cúrcuma y el channa masala, y mezclamos bien. Es el momento del tomate, lo sofreímos unos minutos hasta que comience a formarse una salsa aromática y espesa.

Incorporamos los garbanzos y mezclamos, después mojamos con un cucharón del caldo de cocción. Salpimentamos y dejamos cocer hasta que todo este bien ligado.

De nosotros depende si lo queremos espeso o mas liquido. Para lo primero bastará con que majemos unos garbanzos en el guiso.

Al final espolvoreamos el garam masala y el cilantro picado. Removemos y apagamos el fuego.

Servimos con chapatti y un cuarto de lima.


* Channa Masala; Mezcla de especias para garbanzos. Se puede comprar en las tiendas indias o sino sustituir por polvo de curry.