CURRY PUFF (Empanadilla singapureña de curry de pollo y patatas)




La otra tarde me apeteció preparar uno de mis aperitivos favoritos. Los famosos “curry puffs” singapureños.

Durante la época colonial en Singapur los ingleses introdujeron los “cornish pasties”, una empanada de carne, patatas y cebolla característica de Cornwall. Los expatriados británicos y los dueños de las plantaciones pidieron a sus empleados indios y malayos que cocinaran algo similar. Lógicamente estos añadieron polvo de curry y jengibre, productos locales, al tiempo que respetaban los ingredientes originales. El resultado fue una fusión entre las empanadas europeas y las samosas indias…

Mi favorito en Singapur es Old Chang Kee. Estoy viendo la cara de los puristas singapureños llevándose las manos a la cabeza… Y es que Old Chang es una franquicia de puestos de comida rápida esparcidos por la ciudad estado. Lo siento, pero a mi me encanta comerme allí un curry puff antes de la primera lluvia de la tarde, cuando Little India bulle como un hormiguero. Son crujientes y tiernos, rellenos de una mezcla cremosa y bien picante…

El relleno puede prepararse solo con patatas, o con sardinas al curry, o pollo a la pimienta negra…

Normalmente los curry puff se fríen, pero yo he preferido hornearlos para que sean menos pesados.

Slamat makan, que aproveche!

Ingredientes (para unas 8 empanadillas);

150 gr. de carne de pollo en trozos pequeños
50 gr. de cebolla en juliana fina
1 cucharadita de jengibre picado
170 gr. de patatas peladas y cortadas en dados pequeños
2 cucharadas de polvo de curry
1 cucharadita de azúcar moreno
1 cucharadita de salsa de soja clara
¡ huevo cocido
Pimienta negra recién molida
Sal

Masa de hojaldre

Preparación;

Sofría la cebolla y el jengibre hasta que comiencen a dorarse. Entonces añada las patatas y saltee un par de minutos.

Incorpore el pollo y cocínelo hasta que pierda el color rosado. Añada el polvo de curry, la sal, el azúcar, la pimienta y la soja. Mezcle.

Moje con medio vasito de agua, o mas si fuera necesario, y deje hervir suavemente. El relleno debe quedar seco y cremoso, con las patatas casi reducidas a puré y el pollo bien tierno.

Si tiene hojaldre con forma circular, como la masa de empanadillas, rellene una oblea con la mezcla de curry y un pedazo pequeño de huevo cocido. Selle cuidadosamente para que no se salga. Haga lo mismo con el resto de “puffs”.

Precaliente el horno e introduzca las empanadillas. Hornee hasta que estén doradas.

Sirva calientes con un cuarto de lima verde.