KAENG PHET KAI SAI NAWMAI (CURRY ROJO DE POLLO Y BROTES DE BAMBÚ)





Vuelvo a la cocina Tailandesa. Hacía casi una semana que no me quemaba la lengua y tenía un mono…

Los curries tailandeses se parecen a los indios solo en el nombre.

Se cocinan con una pasta de curry húmeda, que se prepara triturando chiles, chalotas, ajos, galanga, lemon grass, lima kfir, pimienta y otros ingredientes. Es difícil de hacer en casa, así que lo mejor es comprarla envasada. Es fácil de conseguir en los establecimientos chinos.

Yo compro la marca Cock Brand, es buena y barata.

Las pastas de curry pueden ser rojas, amarillas, verdes, musaman, panaeng… cada una con diferentes ingredientes, colores y grados de picor.

La otra característica de los curries thais es su sabor. Deben ser bastante picantes, y dulzones, y casi siempre se aderezan con azúcar de palma, salsa de pescado, hojas de lima kfir y leche de coco. Una ventaja es que son platos rapidísimos de preparar, en apenas unos minutos.

En la receta de hoy he suprimido la salsa de pescado, demasiado fuerte para mi gusto. Si quiere usarla ponga una cucharada.

Atrévase porque merece la pena…

Ingredientes;

350 gr. de pechuga de pollo en pedazos
1 lata de brotes de bambú en tiras (yo empleé una pequeña, de 227 gr. exactamente…) (tira el agua de la lata, y lava los brotes varias veces. No te extrañe si huele un poco fuerte...)
3 cucharadas de pasta de curry roja (es bastante picante!)
1 taza (o algo más) de leche de coco (puedes comprarla en polvo, en lata, o prepárala tu mismo)
6 hojas de lima kfir
Sal
1 cucharada (no colmada) de azúcar moreno o de palma
2 cucharadas de chile rojo grande (o pimiento rojo) en juliana muy fina


Preparación;

Lo mas importante en cualquier curry thai es freír primero la pasta de curry. Ponga aceite en un wok y caliéntelo. Añada la pasta y fría un par de minutos hasta que el aceite suba a la superficie. No deje de remover para que no se le queme (como a mí hace un rato...).

Añada el pollo, mezcle bien y sofría hasta que cambie de color.

Incorpore el bambú, la sal, el azúcar y las hojas de lima.

Moje con la leche de coco y deje hervir entre 5-10 minutos, hasta que la salsa espese y el pollo este bien cocido. A mitad de cocción añadir el chile rojo en tiras.

Sirva con mucho arroz hervido. Si es de jazmín muchísimo mejor.

3 comentarios :

pancha dijo...

Me encanta tu blog, siempre le estoy echando una miradita por si encuentro algo que pueda preparar, como este curry .. es delicioso!

Anónimo dijo...

Hola Gurumasala, me encanta tu blog, y probar de cocinar tus recetas...
Tengo una duda sobre los platos hechos con pasta de curry, y es que siempre me quedan con una capa de
aceite por encima... ¿Que hago mal?
Gracias por todo lo que nos "regalas" con este blog.

Un saludo desde Mallorca

Guru Masala dijo...

Hola mallorquín/a

como estás? Muchas gracias por visitarme!
Pues curiosa tu pregunta... Que haces mal... Pues nada!
Para un tailandés o birmano, o malayo una capa de aceite encima del curry significa que está bien hecho. Que es sabroso.
Cuando fríes la pasta de curry en el aceite, al principio el aceite desaparecerá. Debes seguir sofriendo hasta que vuelva a aparecer y se separe del solido. Eso significa que la pasta ya no está cruda.

Si lo quieres con menos grasa siempre puedes, en ese momento, retirar algo de aceite.

Pero siempre te quedarán esas "islitas" rojas o verdes de aceite.

Además ten en cuenta que la leche de coco tiene mucha grasa. Puedes probar a hacerlo con agua, como en el norte de Tailandia

Espero haberte ayudado,

un abrazo y gracias por visitarme!!

Alex