PAD THAI, noodles patrioticos


Foto; El aliento del wok.

Ya llevo unos días en el bendito Bangkok, disfrutando y sufriendo a partes iguales. Amando su comida, y odiando su tráfico espantoso y este calor que derrite las neveras.
Pero contento, porque por fin le he cogido el pie a esta ciudad. Había venido muchas veces, y siempre me sentía cabreado o molesto con algo. Pero ahora tengo otra percepción. Realmente el cambio ocurrió hace tres años, cuando pasé unos días en la ciudad con unos amigos. Entonces tomé la decisión de tomarle cariño a Bangkok. Y lo he conseguido.

Ayer fue 2 de mayo, el día de mi ciudad. Así que me dediqué a cocinar, comer y pasear con un poquito de nostalgia. Me hubiera gustado estar, aunque fuera un rato, en Madrid y pasear un poco por La Latina, ver a los amigos, tomarme una cervecita en el barrio... Pero a falta de mahou y un aperitivo de paella me tomé un buen plato de Pad Thai.
El Pad Thai es el plato de noodles más popular en Tailandia. Entre los extranjeros, pero también entre los tailandeses. Hace ya tiempo publiqué una receta en el blog. Pecadillos de juventud, pero prometo otra 2.0 en cuanto vuelva a casa...

Foto; El Pad Thai que me comí...

Es un plato curioso, que nació de la idea autárquica y nacionalista de un militar. Durante los tiempos de la Segunda Guerra Mundial, el mariscal Pibulsongkram lanzó el eslogan “disfruta la comida thai, emplea productos thais”. La idea era consumir más productos nacionales, más noodles y rebajar el consumo de arroz, en cuya producción el país era deficitario.
Al eslogan le siguió un concurso premiando al inventor de un plato de noodles auténticamente thai, que se diferenciase de los de origen chino. La receta ganadora , que unía los noodles de arroz con productos autóctonos como el tamarindo, los chiles y la salsa de pescado, fue llamada Pad Thai. Literalmente “salteado tailandés”.
El plato hizo fortuna y se convirtió en uno de los más populares del país. Entre los turistas hace furor de tal manera que todos los demás platos de noodles parece que no existen.
Si vienes a Bangkok pásate por Thipsamai Restaurant, en Kaha Chai Road. Lo primero asómbrate con los maestros del wok salteando noodles como si les fuera la vida en ello. Es impresionante. Y luego, siéntate entre las decenas de thais y comete un Pad Thai con gambas gordas, o envuelto en una tortilla. Está delicioso.



Foto; El Buda dijo, "lo único que permanece es la impermanencia"...

3 comentarios :

Maite (Mai) dijo...

jajajaja! qué verdad! yo hace mucho pero mucho que no me marco un domingo en la Latina.. creo que Luquitas era un bebé... me cachis!

Yo acabo de volver a casa de pasar unos días de vacas gordas pedaleando con los chicos por la vega del Danubio. Un sueño con mucho vino -rico de verdad- y mucho zumo de albaricoques:-) qué bien sienta salir del bunquer!

No conozco Bangkok pero puedo imaginarme ese cruce de cables sentimentales... ves? como Madrid que siempre amé y odié a muerte. Ahora la añoro pero cuando regreso termino hasta el gorro. Tendré que buscar la forma de hacer las paces con ella, a ver si soy capaz de cogerle los noodles patrioticos:-)

Besos

Guru Masala dijo...

Mai,

que bien suena eso de la vega del Danubio... Si, sienta bien el campo!

Un beso!

Oscar Monge Muñoz dijo...

Excelente la historia que nos narras acerca del origen del Pad Thai, ese emblemático platillo de Tailandia. Saludos amigo !!!