UN POCO DE CURRY CASERO



Hace ya tiempo que compré un molinillo de café para emplearlo solamente en mis experimentos culinarios.
Después de mucho buscar encontré uno que me gustaba, económico y bonito. Luego descubrí que tenía un pequeño defecto, las aspas seguían moviéndose una vez que habías abierto la tapa… horror!! Enfín, ya no lo cambio, lo quiero tal como es, así que tendré mucho ojo y seguiré moliendo semillas y especias con felicidad.
Esto viene a cuento porqué el otro día preparé un poco de curry, amarillo tostado, muy aromático, intenso, oliendo fuerte a comino, canela, clavo…
Le dije a Ana, mi compañera de piso, que cerrara los ojos, y le hice oler, alternativamente, el curry casero y un bote (el de la foto) que compré hace unos meses. El de casa huele a especias, el industrial no huele a nada, si acaso ligeramente a cúrcuma y harina tostada…
Eureka! Si, así es, es normal que algunos curries contengan algo más que especias, a veces harina o el más barato de los ingredientes. De ese modo se disminuye enormemente el costo. Además al comprar en grandes cantidades lo normal es que se nos queden restos en la despensa más tiempo del prudente, hasta que se han convertido en un polvo con olor a nada y sabor a nada…
Como os podéis imaginar el efecto sobre nuestros platos es importante. Fundamentalmente porque aunque añadas 6 cucharadas el sabor nunca será el mismo que si lo preparas tu mismo. Lo único que lograras es que el plato se espese y tenga color, pero poco más.
Te recomiendo que si tienes molinillo lo prepares en casa. Incluso si no lo tienes lo puedes preparar tú mismo comprando las especias ya molidas. Te saldrá barato y ya verás la diferencia…
Es mejor preparar pequeñas cantidades, como la que os doy en la receta, para que tengáis para 2 o 3 platos máximo. De este modo siempre estaréis empleando curry fresquito y rico.
Os doy una receta malaya sencilla, la que yo preparé el otro día.

Y mañana Kari Ayam...
Ingredientes;
1 y ½ cucharadas de coriandro en grano
1 y ½ cucharadas de comino en grano
¾ de cucharada de semillas de hinojo
1 cucharada de polvo de chile
½ cucharadita de cúrcuma
1 cucharadita de clavos
1 cucharadita de canela en polvo
1 cucharadita de nuez moscada
1 cucharadita de cardamomo (solo las semillitas negras que hay en el interior)
Preparación;
Puede tostar ligeramente cada uno de los ingredientes en grano, en una sartén seca y teniendo cuidado no se quemen. De este modo el curry será más aromático y fuerte. También puedes dejarlos un rato extendidos al sol para que luego sea más sencillo molerlos.
Ponga en un molinillo de especias (o café) todas las semillas y muélalas hasta reducirlas a un polvo fino.
Mezcle lo recién molido con lo que ya tenía en polvo. Guárdelo en un recipiente de vidrio, en un lugar seco y con poca luz.

6 comentarios :

Bellotita dijo...

Hola! lo esperamos! me encanta tu blog! me abre el apetito!

Mónica dijo...

ummm, curry.... qué bueno....

Guru Masala dijo...

Bellotita, muchas gracias por visitarme!

Bellotas! a mi abuela le encantaban. Iba a la Casa de Campo y siempre me traía "albellotitas" pequeñas y amargas. Que bonito recuerdo. Gracias!

Mónica, si, si rico muy rico,

besazos!

Alex

Mila dijo...

A mi molinillo le pasaba lo mismo, hasta el día en que dejo de funcionar, pero tengo que comparme otro para hacer estas cositas tan ricas.

Ana Blanca López dijo...

He mirado tu blog y algunas de las recetas que tan bien explicas, la verdad es que me atraen todas por lo que iré probando poco a poco todas ellas.
Saludos
Blanca de JUEGO DE SABORES

Guru Masala dijo...

Hola Ana. Muchas gracias por visitarme. Un placer! Por cierto, muy lindo tu blog. Enhorabuena!!!