GAMBAS SALTEADAS A LA PIMIENTA VERDE



Los últimos días me agarró un sentimiento de cansancio y desidia… No se, quizá la vuelta del viaje, el calor, y otras cosas… Así que todo andaba un tanto olvidado, blog incluido.

También andaba meditabundo y reconcentrado, dándole vueltas al nuevo libro que he comenzado a escribir. Mis orígenes medievalistas me tironeaban hacia un tocho enciclopédico y plúmbeo, lleno de datos y “sabiduría”, y mi presente seminómada y tornadizo me decía, desde el fondo, que ese no era el sendero… El equilibrio entre la Espasa y un Haiku...

Y el viernes, de cañas con mi amigo Manolo, me iluminé. Ya he comenzado. Aun no hay titulo. Todavía no tengo estructura. Pero me gustaría que fuera algo entre un recetario y un cuaderno de viajes. Mis 90 recetas favoritas del sudeste de Asia.

Desde hoy me pongo disciplinadamente a ello. Ya os iré dando noticias.

Ayer me sentía contento y con ganas de cocinar. Además venía David a comer y Ana estaba en casa. Buena ocasión.

Cuando volví de Bangkok me traje un montoncillo de ramas de pimienta verde, y las congelé. Así que decidí hacer una receta que aprendí en el sur de Camboya. Os acordáis que os conté algo sobre la pimienta de Kampot… (pincha aquí). Bien pues este es uno de esos típicos platos de la costa camboyana. Un salteado de influencia e ingredientes chinos, junto a la salsa de pescado y la pimienta verde locales.

Es sencillísimo de preparar, apenas 5 minutos, y el resultado es increíble… No pica casi nada, tiene un sabor meloso y profundo de las salsas y el azúcar, además del toque picante y fresco de la pimienta.

En España no es fácil encontrar pimienta verde fresca, así que lo normal es recurrir a la que viene en botecitos en salmuera o vinagre. No es lo mismo, pero…

No dejéis de intentarlo…


Ingredientes (yo tenía solo 12 gambas en casa, así que solo hice esta cantidad minúscula. Pero aumentad en proporción si queréis hacer algo más que un aperitivo…)

12 gambas peladas y desvenadas. Si son de tamaño mediano, mejor
1 ajo fileteado
4-5 ramas de pimienta verde
1 cebolleta picada, parte verde incluida (yo empleo las cebolletas alargadas y finitas, parecidas a un puerrito pequeño. Estas son normales en la cocina asiática. No tienen mucho que ver con las nuestras, grandes y bulbosas. Si no las encuentras emplea solo la parte verde de una de aquí)

Salsa
1 cucharada de salsa de pescado
2 cucharadas de salsa de ostras
1 cucharada de vino chino
1 cucharadita de azúcar de palma o moreno


Preparación;

Mezclar los ingredientes de la salsa y reservar.

Poner un poco de aceite en un wok o sartén chiquitos. Dorar los dientes de ajo y la pimienta, procurando que solo tomen color, sin tostarse demasiado.

Añadir las gambas y saltear a fuego fuerte. Lo justo para que pierdan el color crudo y se hagan.

Incorporar la salsa, mezclar bien y dejar 1 minuto más. Apagar el fuego y mezclar la cebolleta.

Servir con mucho arroz… Ya veréis…

12 comentarios :

sol dijo...

Mmmm! Espero hasta mañana...

Morguix dijo...

Espero impaciente la receta... ¡qué pinta!

Guru Masala dijo...

Aquí lo tenéis chicas!

Sol, escribeme cuando quieras. Te ayudaré en lo que sepa con mucho gusto,

un abrazo,

Alex

Martín dijo...

Hoy me llevo dos alegrías en el foro, por un lado la receta, y por el otro, la noticia del libro. Me parece una idea genial!! Desde luego, nada hay tan gratificante como trabajar en algo que a uno le apasione.
Te deseo toda la suerte del mundo con este proyecto tan ilusionante y que el ánimo no decaiga nunca.
Estaremos muy pendientes.

Un saludo

Gusete dijo...

AlexGuru, por favor, informa de los avances del libro. Yo ya le he hecho hueco en la biblioteca :-)
Fuerte abrazo

Salt N Turmeric dijo...

Hi Alex

It's been awhile since i last came here and I found out that you were in SEA incl Malaysia for 2 mths? How lucky!

angel dijo...

Solo quiero darte las gracias por compartir experiencias tan maravillosas con nosotros ... y por supuesto, por las recetas ;)

Gracias

Espeto dijo...

Menos mal que mi amigo Ángel me recordó el otro día que este maravilloso blog sigue por aquí. Qué frágil es la memoria. Una vez más, gracias por mantener en pie este pequeño oasis de sabiduría gastronómico- oriental.

Ya puedes contar con la primera venta de ese futuro libro, para el que te deseo toda la suerte del mundo. Ya podías pensar también en montar un restaurante. Seguro que todos los que amamos aquella zona te lo agradeceríamos. :)

Guru Masala dijo...

Martín, Gusete, Espeto, Angel,

muchisimas gracias! Espero que el libro sea una realidad en poco tiempo.

Os mantendré informados,

Salt dear, happy to see you again,

my trip to SEa was wonderful like always.

I,ve been in Malaysia just 20 days. in KL, Malacca, Penang and Kotha Baru.

I enjoy very much...

And food... my god... amazing!

Thank you very much to visit the blog,

besos y abrazos a tod@s,

Alex

Adormidera dijo...

Esta entrada me pilla en el momento justo.
...En poca cantidad, de sencillez extrema, el sabor que describes ideal -incluso a pesar del toque a pescado-.
Y en la misma medida la noticia de tu trabajo recién empezado. Medieval no, por favor!! Perfecta la decisión de esa mezcla entre libro de viaje y libro de cocina. Creo que nos perderíamos muchísimo, si no acompañaras tus experiencias con tus descripciones.

No es ya sólo la comida -que bien apetecible y curiosa que es para los que no vamos nunca tan lejos-, son tus sensaciones las que, al menos a mí, me traen una y otra vez aquí. Si no contaras, vendría igual, probablemente, pero no me marcharía tan llena.

Mucho ánimo con esa labor y con todo.
Un beso y a seguir bien

sol dijo...

Que buena noticia, mucho ánimo y luz para escribir el libro...
La receta me parece deliciosa, la foto está inreíble y activa mis papilas gustativas.
Quiero probar esa pimienta verde!

Guru Masala dijo...

Adormidera,

muchas gracias por tus palabras,

de verasme animan mucho.

Si, yo pienso lo mismo. Mi punto de vista y mis impresiones pueden ser el valor añadido al libro.

Estoy empezandolo ya y muy animado.

Gracias!

Sol, esta riquisima,

si quieres probar la pimienta tienes que ir a Camboya...

besazos,

Alex