INSOMNIO, DOMINGO Y DIM SUM


Foto 1: Los Siao Mai que empece comiendo y un pucherillo de te de jazmin. Foto 2: Un carromato de humeantes dumpling. Foto 3: La puerta del paraiso...

No se porque, pero esta noche no he pegado ojo. Ni ayer...
Me acuesto cansado, pero mi mente no para de pensar y pensar. No es que este nervioso, creo que estoy hiper-estimulado… sera eso? No se, el caso es que yo que soy nerviosillo habitualmente, pues ahora…

A eso de las 5 o 6 me quedo frito, y a las 7,30 suena el despertador. Ayer lo apague y segui durmiendo hasta las 12.

Pero hoy no. Es mi ultimo dia en Penang y queria ver a primera hora el Mercado de Chowrasta.

El mercado en si no es ninguna maravilla. Tradicional eso si.

Lo bueno es que hay muchisima vida alrededor. Las calles adyacentes estan repletas de gente desde muy temprano. Y despues de las compras llega el momento del almuerzo reparador…

Asi que aquello es un dedalo de callejas llenas de puestos de comida, kopitians y food corner… Ummmh…

Queria ver a un hombre que prepara laminas de popiah manualmente, a la antigua. Y lo vi. Es un espectaculo del que os hablare.

Y despues de pasear, cotillear y tomar fotos, pensaba comerme unos churritos chinos, llamados “Yu Char Kuih” y un café con leche condensada como los sirven en estas tierras.

Pero el hombre propone y… Iba yo buscando felizmente la churreria cuando de pronto me tope con un café de Dim Sum.

Os acordais, los Dim Sum son el nombre generico de multitud de aperitivos y bocaditos chinos. Normalmente se toman por la magnana acompagnados de te.

Asi que sin poder evitar la llamada me sente rodeado de parroquianos chinos. Mucha familia y parejitas reponiendo fuerzas…

Un bar de Dim Sum funciona con sencillez y eficacia. Un espacio rectangular, mesas y sillas en el centro y las paredes, y un pasillo alrededor.

Por ese pasillo, entre los clientes, caminan sin cesar unas mujerucas arrastrando carritos llenos de cosas delicosas y diferentes. Cada cual elije lo que mas le apetece. Es como un bar de sushi, pero en rustico y sin tanta tonteria...

Un carro de dulces, otro de salados, al vapor, fritos, en salsa…

Una camarera te trae todo el te que quieras. Es gratis y tu solo pagas los bocados que vayas comiendo.

Elijo Siao Mai y unos dumplings de gambas. Riquisimos.

Y ante mi desfilan gambas envueltas en fideos, bolas de sesamo fritas, costillitas de cerdo en salsa de habas negras, bolas de pescado al vapor, wantans, berenjena frita, panceta con tofu, hojas de bambu rellenas de arroz glutinoso y pollo, pasteles al vapor de carne de cangrejo y cerdo…

Y tantas otras cosas que no reconozco… es una pena no ir con mas gente y poder probar otras cosas...

Sigo con mi te. Tiro alguna foto. Sonrio. Como otro dumpling y sorbo otro poco de mi taza.

Casi, casi se me ha pasado el suegno…

5 comentarios :

salvia dijo...

Qué estupendo local!!! Me encantan las fotos!!! me hubiera gustado estar contigo y así probar un par de cosillas mas..... espero que hoy hayas dormido algo mas.... nos seguirás contando en próximas paradas. Besos!!! (y abrazos fuertes ya sabes)

Marta dijo...

Me hubiese encantado probar esos bocaditos a mi también.
Espero que recuperes el sueño.
Saludos

Anónimo dijo...

Cuando tengo insomnio, te visito.
Desde la primera vez que te escribí, es así.
Hacía tiempo que no me despertaba muy temprano. Esta mañana, hace horas, volvió a ocurrir.
Tengo frío, me apetece un té y observar sonriendo.
En nada tendré hambre y me apetecerá probar lo que hay tras la puerta, sin preguntar de entrada lo que es... primero probar, luego saber. No quisiera que algún ingrediente o forma me echara para atrás. Hoy lo prefiero así. Cerrar la mente y paladear, sólo, así.

Gracias. Un abrazo

Adormidera dijo...

Perdón... tengo problemas con el blogger. No es "Anónimo" sino Adormidera quien escribió.
;)

OsMonge dijo...

Esos Dim Sum se ven apetitosos, que suerte tienes de probar tanta delicatesen asiática. Espero que el insomnio no te afecte más y puedas prosegir bien con el viaje. Saludos ...