CURRY DE CABEZA DE PESCADO, autentica comida singapureña



Foto; este es el curry (la foto no es mía, sorry y gracias)...




Foto; Fachadas de Little India, 2006.

Me encanta Singapur. Siento que es uno de mis “lugares en el mundo”.

Existen muchas razones para esta fascinación, pero una de ellas es que Singapur es una de las “mecas” para el enamorado de la cocina oriental. Allí se puede encontrar comida de cualquier rincón de Asia, buena, económica, y sobre todo tal como la probaríamos en su país de origen. Eso es algo que no me gusta nada de España, aquí la comida de cualquier origen se adultera y se “españoliza” hasta hacerla irreconocible. Por eso casi no voy a restaurantes asiáticos en Madrid.

Pero hablemos de lo que hoy nos ocupa…

El curry de cabeza de pescado es una religión en Singapur, una comida familiar y especial.

Este plato pertenece a una extraña categoría, la cocina indio-singapureña. Platos cocinados en la isla, con raíces indias y técnicas e ingredientes del sudeste asiático. Algunas de estas recetas son el “rojak”, el “mee goreng”, o el “sop kambing”, platos que jamás podríamos encontrar en la India.


Foto; Vendiendo pescado en Little India. Fijaos en el tamaño de las cabezas... Singapur, 2006.

Entre ellos el mas importante es el curry de cabeza de pescado. Se dice que la receta fue creada por un emigrante kerali llegado de la India. Eso fue por los años 50 y rápidamente fue adoptado por la comunidad china.

Existe otra teoría sobre el origen del plato. Se dice que los soldados punjabis que en el siglo XIX guarnecían el Singapur británico, mejoraban sus dietas con las cabezas de pescado que ninguna de las demás comunidades quería… Las recogían y preparaban un curry sabroso y económico.


Sea como fuere el caso es que hoy día esta receta es considerada como una de las más representativas de la gastronomía de Singapur.

Quizá para nosotros un curry de cabeza de pescado no sea exactamente una “comida familiar”, pero en Singapur lo es. Una gran cabeza de pargo rojo, de hasta 2 kilos, se cocina en una salsa de leche de coco, polvo de curry, tamarindo y vegetales como tomates, okras y berenjenas.

Normalmente la cazuela se coloca en el centro de la mesa, acompañada de una gran fuente de arroz blanco. Es una comida comunitaria, y los comensales van sirviéndose caldo, verduras y trozos de pescado. Todo se come, labios, mejillas, cuello, hasta llegar al bocado mas suculento, los ojos…

Si le parece raro piense en nuestras cocochas…

Pero eso si, si alguna vez visitas la “ciudad del león” no dejes de probar su curry de cabeza de pescado… Es delicioso...

8 comentarios :

Marona dijo...

Curioso... mi padre se relamería con este plato (se pirra por las cabecitas de pescado)... y los austríacos se morirían del asco. No soportan ni siquiera ver las cabezas de las gambas... Hay que ver cómo influyen nuestros marcos culturales en nuestros gustos.

begojj dijo...

uys yo aqui,.. creo que no me lo comería,.. quizás probara el caldo,. pero comer ojos jeje ,... supongo que es la cultura de cada lugar,.. yo por ejm en Canarias como " Carajacas " que es hígado en adobo y frito,.. pero no puedo probar, otro tipo de casquería jeje,... ya ves.

besitos bego

mai dijo...

-¡ Hay que ver ! mi madre es la que se guarda la cabeza del pescado mejor si es grande, aunque he de reconocer que a mi también me gustan y no le hago ascos los ojos .Para mi gusto a mi caldo de pescado no debe faltarle una buena cabeza de rape y las de las merluzas que compro y voy congelando.
Marona está en lo cierto y no sólo austríacos , ingleses ,alemanes.... nosotros si no queremos vender un plato de pescado sólo tenemos que dejarle la cabeza , una dorada en un buffet con su cabecita puede morir de pena.
saludos

Guru Masala dijo...

Hola chicas,

que bien, que buenos comentarios.

Es cierto, la cultura influye radicalmente en lo que omos capaces o no de comer Lo que me llama la atencion es que nos escandalizamos de cosas qe otros comen, y luego aquí comemos algunas muy similares.

Como dice Mai, quien no usa cabezas de pescado o espinas para el caldo...

Un besazo,

Alex

begojj dijo...

Es que para el caldo , viene muy bien,.. mira yo hasta hace poco,.. no utilizaba el juguito de las cabezas de las gambas,.. una tontería,.. pero no me daba por eso,.. pero ahora es que las exprimos a conciencia jaja,... pero ya ves,..chuparlas como lo hace mi madre,directamente... uys no puedo.

Desde luego,.. hoy sí que me vendría muy bien un caldito de pescado que hace un frío,..que me tiene congelada,.. jeje

Besitos bego

salvia dijo...

En mi casa mi madre se come la cabeza del pescado que le encanta (nunca lo he entendido muy bien), será de Singapur?????? Yo la utilizo para hacer caldo....... hablando de los alemanes, ingleses.... tengo una amiga alemana que la primera vez que entró en un bar (español) se tuvo que salir del asco que le dieron las cabezas y peladuras de gambas por el suelo..... (y en los platos) ya se ha acostumbrado........

Adormidera dijo...

Hay una parte del rechazo (o lo contrario) que nos viene dado por el marco cultural y educacional.
Pero no todo.
En mi casa, mi padre no sólo pescaba, sino que siempre chupó las cabezas de los pescados del caldo y comió sus ojos. Sabe además perfectamente cuál es el más sabroso y otros que prefiere evitar, y si era pequeño y frito el pescado, todo él se podía comer.

Yo, si hago sopa, tendrá que ser sin la cabeza. Y hasta las sardinillas en lata, tendré que destriparlas y descamarlas.

Puedo asegurar que no por ser tiquismiquis, que no lo soy. Es algo visceral, fuera del control de la voluntad y sin explicación lógica más que una enorme repulsión. No es una cuestión educacional, porque en teoría debería comportarme justamente al contrario.

Resumidamente: un numerito no voy a montar si me pones esa cabeza en la mesa, pero igual sí te diré que yo prefiero esperar por la cola.

Guru Masala dijo...

Salvia, es posible que tu madre sea de Singapur... cosas mas raras se vieron...

Es verdad, yo he ido con amigos "guiris" a un bar y salieron espantados... hasta qe se acostumbraron claro...

Adormidera, estoy de acuerdo contigo. Creo que tambien habrá singapureños que no chupen cabezas de pez, o vietnamitas que no prueben el perro.

Que mundo raro no...

Besazos!!!!!

Alex