UN MOMENTO MAGICO


Huyendo de las hordas me muevo lento por Angkor Wat.

Hace calor y llueve, pero estoy solo, pedaleando entre caminos sombreados.

Un templo tras otro. Visnhu y Avalokitesvara me sonrien imperturbables.

El tiempo parece detenido. Siva danza desde un friso. La muerte no existe, solo la ignorancia.

Me ha bendecido una monja budista. Viejita, sabia y sonriente. Me coge las manos y veo a mi abuela en su mirada.

Me detengo y regateo en un barcito.

Cerveza Angkor caliente y arroz frito con verduras y hormigas.

Un momento magico.

Alex

Psdt, Gracias Amparo. Gracias Yolanda. Por tanta sonrisa en medio de la tormenta. Miles de besos.

3 comentarios :

laurita dijo...

Hoy cuando me levante para ir a trabajar vi la foto de Maya, y con esos enormes ojos me dijo... vete, si vete, asi k alli me voy. Un beso muy muy fuerte, que hambre con tantas recetas tan tan ricas!!!!!!
muxos besos lauri.

Marta de Marte dijo...

Celebro leer que has sentido la magia de pedalear bajo la lluvia por las zonas menos transitadas de Angkor. La selva, los templos y los pueblos con gente sonriente en el camino se ven mejor así.
Sin duda fue la mejor parte de mi viaje, el rojo de la tierra y de los krama, el verde de los campos de arroz y de los palmerales... Camboya se ha quedado con mi sonrisa prendida de una torre en Bayon.
Gracias de nuevo por todo, recibe otro abrazo fuerte.

Gildo dijo...

Hola, veo que no te gusta la cerveza caliente......, a mi tampoco pero he tenido que bebermela en muchas ocasiones y tambien caliente y con cubitos de hielo que no se lo que es peor.
Salud y suerte.