CURRY JAPONES, historia de una decepcion




Fotos; El paquete maldito, y el resultado. Parece infinitamente mejor de lo que fue...




Hola a tod@s,

He regresado felizmente a Colombo, una ciudad inundada por el monzón que no cesa.

Las próximas semanas las pasaré escribiendo, cocinando, y dando vueltas por la isla.

Pero hoy quería hablar de una decepción, de una estafa, de un timo…

El “Curry japonés”…

Parece ser que el curry en Japón es una institución.

Fue introducido en el país por los británicos durante el siglo XIX, y el ejército japonés lo popularizó incluyéndolo en el menú de sus soldados.

El curry japonés se presenta en forma de bloques. Suelen tener especias, harina, manzana y miel, y es bastante diferente de sus homólogos indios o tailandeses.

El curry, de pollo o ternera, se acompaña de cebollas, patatas y zanahorias, y el ladrillo de curry simplemente se disuelve como una salsa… Se sirve con arroz o fideos udon.

El caso es que yo estaba secretamente enamorado de este curry. Cada vez que iba a mi chino de confianza miraba con amor el bloque, esperando el día en que finalmente me decidiera a comprarlo…

Y ese día llegó. Leí los ingredientes y me cegué. Vi glutamatos, sodios, espesantes, anabolizantes… y aún así decidí seguir adelante.

En casa preparé pollo y verduras, las cocine con cariño, y llego el momento de añadir el curry.

Cuando lo abrí un olor a química se apodero de la cocina.

A pesar de todo seguí adelante. “Esto mejorará…”

Pero no… El resultado final fue un comistrajo desagradable, espeso como el engrudo, y con un sabor indefinible, como si hubiera empleado 50 pastillas de starlux…

Incomible. Probé un plato por vergüenza, y el resto del día me sentí con el estomago revuelto, hasta que me tome una cerveza helada y me recompuse.

Nunca más curry japonés artificial. Al fin y al cabo eso me pasa por no hacer caso de mis principios:

No comida prefabricada
No comida envasada
No aditivos, no colorantes, no conservantes, no grasas trans…

Seguiré buscando un autentico curry japonés…

3 comentarios :

anuska dijo...

Estimado Guru, agradezco que ese día me hayaas salvado de la indigestión al sacarme la cuchara de la boca. Pero te advierto que a los días que dejaron tu ausencia, esa caja de curry siguió habitando tu cocina, quizás por nostalgia no me arevía a moverla, hasta hoy que pasará a mundos mejores.
Ya que tu mago sabrás hallar alguna receta sin aditivos, ni químicos.

besotes
desde casita con una paasta de espelta del David y la soriente compañia de Floriana.

David Testal dijo...

vamos, que hemos tirado sin tu permiso el puto curry.

un abrazo cósmico.

Crisushi dijo...

Hola de nuevo,

Echale un vistazo a éste blog japones y la receta de su curry. Lo mismo este te sabe rico..
http://japonyol.net/azul/archives/2007/05/curried_rice.html

Salu2
Crisushi

PD Lo escribe en español, tiene su mérito la chica!