TRES PUNTAS


Después de “disfrutar” las playas de Máncora, hemos llegado a Zorritos, un pequeño pueblo costero a muy pocos kilómetros de la frontera ecuatoriana.

Supongo que en muy poco tiempo esto solo será otro paraíso masificado del turismo mundial. Por suerte hoy solo es un lugar tranquilo y hermoso.

Playas doradas sin palmeras, albuferas de aguas cristalinas y un océano bravo que ruge sin tregua.

Estamos en un pedacito de cielo llamado Tres Puntas. Unas cabañas a pie de playa regidas con mano sabia por León, un barcelonés con muchos años de Latinoamérica a sus espaldas.

Nada que hacer. Si acaso leer a Deepak Chopra, tomar coca sour, correr tras los perros calatos, o dejar que el día languidezca con otra tormenta que llega de la selva.

En cuanto a la oferta gastronomía, ummmh… León prepara paellas, fideuas, y platos de pescado y marisco locales, chupes, parihuelas, sudados, ajíes, saltados… En el pueblo cercano, corvinas apanadas con jarras de chica fresca, cebiche de conchas negras o arroz con camarones...

Y como no, la inevitable comida chino peruana. Hoy tallarín saltado.

En dos días vuelta a la bella-dulce-horrible Lima…
Si alguna vez la vida os trae por este rincón del mundo os recomiendo que no dejéis de visitar a León y su trocito de paz…

3 comentarios :

Benja dijo...

Qué poco te queda amigo, de vivir en Eapaña digo.

nella dijo...

ya pues para cuando unas recetas de chifa.. pa que vean lo que es bueno!!!

saguaro dijo...

Me encanta como cuentas tus viajes.. paisajes, tranquilidad de espíritu y saber apreciar los manjares culinarios que ofrece cada cultura es una muy buena dosis de sabiduría...

Gracias por regalarnos estos pasajes.