LA "FONDUE" BIRMANA




Foto; Uno de los superpuestos...

Han pasado ya más de 5 meses desde que tomé estas fotos y aún me hacen sonreír.


Me encanta Yangoon o Rangún como yo lo llamé durante toda la vida … Me encanta porque siendo una de esas ciudades pobretonas y un tanto tristes (con una dictadura horrible), desprende a la vez una dulzura y un encanto difíciles de encontrar en otros lugares.

Y además creo que solamente en sus calles uno podría toparse con decenas de puestos vendiendo fondues de entrañas de cerdo. No puedo imaginarme algo más grasiento y peleado con la “modernidad”…

Pero los yangunitas, afortunadamente, aún no han entrado en ella. Y como allí la obesidad es casi desconocida pueden permitirse estas licencias. Conseguí que un “buscavidas” me escribiera el nombre de este plato, “wat thar toet tol”…

El puesto de “fondue de cerdo” es genial en su sencillez porcina. Una marmita llena a rebosar del caldo mas aceitoso que imaginarse pueda, un cocinero sentado a un lado con un machete bien afilado, y 2 o 3 sillitas de plástico para los clientes. Por supuesto todo el conjunto esta dentro de un capazo de mimbre para llevarselo a casa por la noche...

El proceso es fácil, la marmita esta rodeada de decenas de pinchitos preparados con todas las especialidades imaginables de casquería. Brochetas de oreja, de tripa, de panceta, de lengua, de morro, de sangre, de lo que os imaginéis… También se pueden elegir porciones más consistentes que son las que el “chef” corta con su cuchillo.



Foto; Mirad que bien se aprecia aquí todo el compango... increible verdad...

Bueno pues cada cliente elige las que su estomago pueda digerir y las acompaña con una tacita del caldo, un poco de salsa picante y alguna guindilla.


Ah, y lo más importante de esta ciudad, la ausencia de prisa y de pudor para comer con desconocidos. Porque en Yangoon todo el mundo se reúne a comer y tomar té en la calle. En estos puestos da lo mismo que conozcas a tu vecino o no, el caso es que tengas el hambre suficiente para tomarte un tentempié ligerito como este…

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Conocí este maravilloso país hace muchos años y los recuerdos de él y sus gentes son imborrables. A pocos países me apetece volver una y otra vez, pero este es uno de ellos.
Gracias
Mar

Gabriela, clavo y canela dijo...

Hola :) como me encanta sus relatos y estas curiosidades, todo un paseo virtual. Muchas gracias
Gaby

Begojj dijo...

Gracias por compartir tus experiencias con nosotr@s ,... los que tenemos ese pequeño " miedo " a lo desconocido, te lo agradecemos, besitos bego

Anónimo dijo...

Me acabo de coger el billete de avión y en una semana parto hacia Tailandia. He tomado buena nota de todos esos platos ricos que nos has ido proponiendo en tus numerosos viajes y ten por seguro que me meteré entre fogones para aprender alguno nuevo.
Gracias
Mar

Marisa dijo...

No hay nada mejor que compartir calle y comida. Es lo mejor de viajar.
Besos
Marisa Beato

Marisa dijo...

No hay nada mejor que compartir calle y comida. Es lo mejor de viajar.
Besos
Marisa Beato

Maite (Mai) dijo...

Buenas noches! Ya hacia tiempo que no pasaba por tu puerta, o eso al menos me ha parecido. Qué pena que en España seamos tan poco aficionados a la comida callejera (creo que lo que nos da vergüenza es comer por la calle)... caray, lo que nos perdemos! es cómodo, práctico y muuuy divertido! ahora... yo no se si me atrevería con esa grasa con caldo o caldo graso.. uhmmm... no se... y para las lindezas del cerdo que no sean una tajada magra soy la mar de rara... supongo que yo me lo pierdo!

No me ha apetecido nada de nada, pero me he reído a gusto:-)

Muchos muchos abrazos!

Guru Masala dijo...

Si, que hermoso es Birmania, uno de los lugares mas mágicos que he conocido.

Gabriela, un beso y gracias.

Bego, guapa, como me encanta encontrate por aquí. Gracias.

Mar, pásalo muy bien en Asia, disfruta mucho y prueba muchas cosas. Besos.

Marisa un beso grande.

Hola Mai, si estoy de acuerdo contigo. Lacomida callejera es genial, y es una pena que nosotros seamos tan poco aficionados.

A mí tampoco me apetecía nada, pero me pareció curioso y divertido.

Un besazo fuerte,

Alex

Juan Sanguino Collado dijo...

Increible blog y magníficas fotos. He descubierto tu espacio hace poco y, sinceramente, he sentido cierta envidia de tanto viaje revelador por Asia jejeje. Tengo un blog dedicado a la Gastronomía Histórica y a la recuperación de recetas antiguas y tradiciones culinarias que te invito a visitar DE COCINA ANTIGUA

Te he incluido en mi lista de blogs enogastronómicos. Un verdadero placer.

Un abrazo desde Mérida