LOTH CHA, noodles de "cola de ratón" salteados





Por fin una receta... Sencilla y callejera...

Ya os hablé del Psar Thmei, el Mercado Central de Phnom Phem. El edificio, restaurado recientemente, fue construido por arquitectos franceses, en 1937, en un bellisimo estilo Art Decó. Y el lugar en si, como mercado, tiene mucho que ofrecer.





Foto; El Psar Thmei.

Hoy día es, además, el más limpio de la capital, y cuenta con una sección de comida callejera muy interesante. Un buen lugar para comenzar a probar especialidades khmer.

Los noodles salteados son populares a lo largo y ancho de Asia. Pero este plato únicamente lo he encontrado en las calles de Camboya. Los “Loth” son un tipo de noodles frescos de harina de arroz, cortos y gruesos, parecidos a los Udon japoneses, o, como dicen por aquí, a un “gusano de seda” o una “cola de ratón”.




Foto; Cola de ratón??

Son comida callejera, barata y popular. Fáciles de encontrar donde hay colegios o trabajadores. Son “almuerzo de estudiantes”.

Una curiosidad es que no se preparan en wok, sino en un plancha plana. Ni tampoco a fuego fuerte ni mucha velocidad. Plancha caliente y tranquilidad.

Los vendedores suelen llevar toda su impedimenta en un carrito de madera con ruedas que van transportando por toda la ciudad. Buscan las concentraciones de gente joven, las salidas de los institutos, las madres con críos.

Fue la primera comida que tome al llegar a Phnom Phem, en un pequeño puesto callejero frente al monumento de la independencia. Un hombre muy amable, que hablaba buen inglés, me ayudo y me tradujo algunas cosas. Me supieron a gloria.

La versión más barata se saltea solo con verduras. La “de luxe” lleva ternera y un huevo frito “a caballo”.

La receta es la que preparan los vendedores, por eso no tiene medidas. Lo siento. Es para 1 persona, así que es sencillo ajustar en casa.


Ingredientes;

1 huevo

Noodles gruesos. Los Udón japoneses son casi iguales. Los que venden frescos, en un paquete. Los podéis cortar para que queden cortitos

50 gramos de ternera en lonchas muy finas, marinada 20 minutos en un poco de soja clara y pimienta negra

Un puñado de brotes de soja

Un puñado de cebollino chino troceado

Un par de ramas de Kailan troceadas (Lo puedes sustituir por col en laminas muy finas u hojas de espinacas)

Salsa de soja clara

Salsa de soja oscura

Azúcar

Pimienta negra

Lima

Salsa de chile


Poner un poco de aceite en una sartén y freír un huevo. Se debe hacer a la plancha, así que será necesario que le deis la vuelta para que se haga por ambos lados. Retirar a un lado.

Poner más aceite si fuera necesario, y añadir la ternera. Dejar 20 segundos.

Incorporar los brotes de soja, kailán y cebollino chino. Sofreír 1 minuto.

Añadir los noodles y mezclar bien, dejar 3-4 minutos.

Sazonar con salsa de soja clara, salsa de soja oscura, pimienta y azúcar. El sabor debe ser salado, pero también dulzón.

Servir los noodles con el huevo encima, un gajo de lima y un poco de salsa de chile al lado.

12 comentarios :

Mayte dijo...

Esta sin duda pienso hacerla...gracias por la receta por el recorrido por compartir tu visión del mundo, nunca mejor dicho.

ollinauj dijo...

que hambre me entra!!!Un desayuno completo.....

Que vaya todo fenomenal por ahí!!!A seguir degustando!!

Laura dijo...

Son las 14,00 horas lo leo y se me hace la boca agua
Que ricooooo!!!!

Laurita

Maite (Mai) dijo...

Mi querido viajero! Viene hace siglos y tarde una eternidad en leer la entrada, entreteniéndome en mirar los detalles de las fotos e intentando memorizar las cosas que no sabía que eran... entonces me fui a google y me perdí, de una receta de colas de ratón a udon y sin saber cómo terminé mirando recetas de roti prata y me vino a la memoria a ver visto algo en tus cuadernos. He buscado y me he vuelto a perder, en sopas -la post sopa para superar una cena de empresa- y... y de nuevo me he perdido en un maravilloso mundo de ingredientes, caldos, noodles...

Este es el síndrome que yo llamo "el síndrome del guru masala" del que uno no se inmuniza nunca y siempre que vengo, siempre termino perdida en mil peroles:-)

Besos

Maite (Mai) dijo...

Ese "a ver visto" acaba de clavarse en mi orgullo como un puñal:-(

Guru Masala dijo...

Bueno Mai... el que escribe ya se sabe...

En que te puedo ayudar con el Roti Prata. Sabes que así se llama en Singapur, pero que en Malasia lo llaman Roti Canai. Pronunciado Chanai... que viene, claro de Chennai, es decir Rotis de Madrás!!

Precioso!

Muchas gracias por perderte por mi blog. Si no te encuentras me llamas....

Un besazo!

Guru Masala dijo...

Laura, Mayte, Ollinauj, gracias por la visita!!

Besos desde Siem Reap...

Guru Masala dijo...

Laura, Mayte, Ollinauj, gracias por la visita!!

Besos desde Siem Reap...

Angie dijo...

Hay que ver lo que aprendo contigo, Alex! Es un mundo totalmente desconocido para mí (excepto lo que aprendí en tu curso). Siempre es un placer visitarte. un beso.

Maite (Mai) dijo...

No tenía ni idea de como se llamaba en Malasia y ahora he vuelto a google y se me ha abierto todo un mundo nuevas posibilidades... y mira, ya que te ofreces, tengo una gran duda existencial -o absurda que estas empresas uno nunca sabe-.

Suelo preparar a menudo Mhajebs y M'semmen que son prácticamente lo mismo pero estos los investigué por blogs magrebís. Los preparo con sémola y trigo o semolina. Pero los roti no tengo ni idea de qué harina usar: ¿trigo? arroz? Y el aceite vegetal ¿colza, no?

La vez que los hice les puse cebolletas chiquiticas pero ahora veo que los "Chanai" van solteros, sin pareja de baile, no?

Y sí, lo haré. Haré señales de humo o algo parecido:-)

PD: otra vez las palabras de verificaión juegan conmigo: onLay y iterati... pues sí, muy onlayn e iterativa ando yo últimamente:-)

Bs

Miss Migas dijo...

Me ha gustado mucho mucho mucho la inmersión multicultural que he tenido visitándote, un blog de lo más informativo. Gracias!

Mijú dijo...

Que buena esta receta.
A mi la cocina oriental vegetal me atrae :)