LA COCINA DE LOS NEWAR




Foto; Esto es Katmandú. Assom Tole, 2006

Cuando estoy en Katmandú tengo la costumbre de llevar a “mis viajeros” a comer a un sitio “secreto”… un restaurante newar, pequeño y alejado de cualquier circuito turístico. Siempre van asustados por mis “historias” sobre platos de lengua frita de cabra, de espina dorsal de búfalo, de tiernas y picantes mollejas…

No los engaño, pero eso no es todo… y siempre salen encantados de haber probado una cocina diferente, la newar…

Los newar son los habitantes del valle de Katmandú, en Nepal, poseedores de una cultura considerada entre las más ricas y bellas del mundo.

Tan fascinante como su arte es su cocina.

El haber permanecido durante siglos en el valle de Katmandú, viviendo del comercio entre el Tibet, China y la India, ha convertido a la gastronomía newari en una cazuela de influencias, algo nuevo y distinto.

Cocina sofisticada y original, pero también variada y de difícil preparación, con recetas innovadoras y únicas en el área. Ni nepalí, ni india, ni tibetana, newari.

Los newaris en lugar de arroz acompañan sus curries con “Baji” (“Chiura” en nepalí), “arroz machacado”, unos copos crujientes de arroz hervido, seco y aplastado, similares a los cereales del desayuno y que se come en platitos pequeños, acompañando a los demás alimentos.

Además del tarkari nepalí, existen platos típicamente newaris como el Aloo Tama Bodi, un guiso con patatas, judías carilla y brotes de bambú fermentados, en una salsa especiada y espesa.

Otro plato distintivo son los encurtidos, preparados con vegetales (patata, nabos…), y una pasta de semillas de sésamo, especias y limón.

Otra especialidad que los diferencia y separa del resto de nepalíes son sus panes, similares a las “dosas” surindias. La “pizza newari”, el “Chatanmari”, se prepara con harina de arroz y agua y se tuesta en una plancha. Se corona con carne picada de búfalo, huevos, vegetales, y especias.

Foto; Preparando Chatanmari, Katmandú, 2006

El Woa es otro creppe hecho con una masa de lentejas trituradas y agua a la plancha. Es mas grueso, parecido a una tortita.


Foto; Una rica Woa en el café Patan. Patan, 2006

Entre los newaris también son populares las empanadillas al vapor, muy similares a los momos tibetanos, pero rellenas de carne de búfalo picante. Son conocidos como “momo-cha”.

Foto, Preparando momocha, Katnamdú, 2006

Los newar son grandes comedores de carne. Piensan que si sacrifican animales y los consumen están dando una nueva oportunidad a un alma para obtener una mejor reencarnación en la próxima vida.

Adoran la carne de búfalo. Cocinada en forma de curry, a la brasa, marinada, cruda o seca, es barata y muy utilizada. A diferencia del resto de Nepal, los habitantes del valle pueden permitirse el lujo de comerla semanalmente.

De la carne no se desperdicia nada. La casquería es realmente popular, por ejemplo la lengua de cabra frita o los menudillos de pollo a la brasa. Estos platos suelen comerse como aperitivo, regados con una buena cantidad de cerveza o raksi.

La “choyla” es uno de estos “snacks” especiales. Primero la carne se asa a la parrilla, después se trocea y por última se marina con guindillas, hierbas, ajo y aceite de mostaza. Es fuerte y delicioso.

Un “thali” newari puede componerse de arroz machacado, curry de brotes de bambú, búfalo al chile, judías de soja fritas y algún acchar bien picante.

Eso si, todo regado de ardiente racksi de arroz.

Foto, Un restaurante de Katmandú, Thaumadi Tole, 2006

Si va a Katmandú no deje de buscar la cocina newar…

5 comentarios :

salvia dijo...

Qué interesante Alex!!! Nunca había oído hablar de los Newar (mucho menos de su cocina), me encantaría ir a Katmandu....... Besos!!!

Guru Masala dijo...

Hola Salvia,

como estas?

es cierto, la cocina Newar es muy desconocida.Incluso en el propio Nepal no es muy sencillo encontrar susrestaurantes. Pero es deliciosa.

Y Katmandú!!!! Que belleza, que locura, que caos, que maravilla!

Amo KTM!

Muchos besos,

Alex

marilu perez dijo...

¡Que post más interesante! Ya tenemos una razón más para ir a Katmandú...

begojj dijo...

Asi tal y como lo dices , suena de maravilla,.. claro que yo me quedaría con esa tortita de lentejas jeje,....más que con la lengua frita jaja,... ya me conoces ....yo soy un poco tisquimisquis,...

Pero me encanta tu blog, porque es algo nuevo, y desconocido para mí,... gracias por compartirlo, besitos bego

Guru Masala dijo...

Marilu! Siempre hay razones para ir a KTM. Alguna gente no le gusta mucho. Dicen que es ruidosa, sucia, caotica.

Y es cierto, pero esta viva, es hermosa, llena de arte y de cosas por sentir. I miss you Katmandú.

Begojj, muchas gracias. Para eso escribo, para compartir cosas.

Gracias por leerme.

Y, ueno, las tortitas de lentejas estan ricas, pero la lengua frita... De veras esta muy buena.

Mil besos,

Alex